El 3 de abril de 1973, el empleado de Motorola, Martin Cooper, se paró en la Sexta Avenida de la ciudad de Nueva York e hizo algo que nadie había hecho antes: hizo una llamada desde un teléfono móvil.

Para hacer esta primera llamada, usó un dispositivo grande y cuadrado con una antena casi tan larga como el propio dispositivo móvil. El teléfono terminó siendo el prototipo del Motorola DynaTAC 8000x, el primer teléfono móvil comercialmente disponible en el mundo.

Cooper llamó a  su amigo Joel Engel, que en ese momento estaba trabajando en los Laboratorios Bell en Nueva Jersey. Cuando se se le pregunta de qué trato aquella primera conversación, Cooper niega  que fuera ninguna frase memorable, siendo algo parecido a «Te estoy llamando solo para ver si oyes bien mi llamada» o algo por el estilo «, comenta sobre uno de los eventos más importantes en la historia de la tecnología moderna.

El Motorola DynaTAC 8000x llegó al mercado estadounidense 11 años después en 1984. Su precio de venta al público fue de unos 3,995 dólares (el equivalente a unos 9,573 dólares en la actualidad), quedando al alcance exclusivo de los super ricos de la época.

No sería hasta 1999 con el lanzamiento del Nokia 3210, que los teléfonos móviles comenzarían a convertirse en algo que la persona promedio podría permitirse. El 3210 tuvo tanto éxito que terminó vendiendo más de 150 millones de unidades. En comparación, el Samsung Galaxy S4 vendió 80 millones de unidades.

A concert +A cause #NoMusicNolife #StrokeCampagin

Vía: www.androidauthority.com

A %d blogueros les gusta esto: